Hoy Es

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La intensa búsqueda de una joven de Berabevú que estaba desaparecida terminó anoche de la peor manera al ser hallada sin vida en el domicilio de su ex novio, un hombre de 28 años que fue detenido por el atroz crimen y habría confesado su autoría. La chica, identificada como Julieta Abigail Delpino, tenía 19 años y había sido vista con vida por última vez el viernes, a las 23, cuando salió de su trabajo para dirigirse a su casa, donde nunca llegó.

Tras la denuncia radicada el sábado por familiares se llevaron adelante una serie de rastrillajes con la esperanza de localizarla sana y salva, pero el desenlace fue tan trágico como conmocionante en Berabevú, un pueblo ubicado a 150 kilómetros al sudoeste de Rosario. El cuerpo de Julieta fue encontrado enterrado en el patio de la vivienda del presunto homicida luego de un allanamiento ordenado por la fiscal en turno de Melincué, Susana Pepino, quien está a cargo de la investigación.

Los efectivos policiales que participaron del operativo hallaron a la víctima con la ayuda de perros buscadores de personas que lo condujeron al lugar donde el criminal intentó ocultar el cadáver.

Según trascendió, la joven habría sido detectada por una cámara de seguridad a pocas cuadras de su casa mientras se desplaza en su bicicleta, por lo que se presume que el homicida podría haberla interceptado con su auto para obligarla a subir y luego llevarla a la casa donde apareció asesinada.

Ello sucedió después de que Julieta terminara de trabajar el viernes cerca de la medianoche en el kiosco que atendía frente a la plaza del pueblo y partiera rumbo a su hogar. La joven se comunicó con su madre para avisarle que preparase la cena sin imaginar que momentos más tarde terminaría siendo víctima de un brutal femicidio.

Protesta

Tras conocerse el fatal desenlace, el detenido por el femicidio fue llevado a la comisaría de Chañar Ladeado. Por la noche, un grupo de vecinos se movilizó hasta esa comisaría para exigir Justicia. La multitudinaria protesta motivó que las autoridades policiales decidan sacar al acusado de lugar vestido con ropa de policía para que no pueda ser reconocido por la gente, y llevarlo a un pabellón de mayor seguridad hasta tanto el fiscal interviniente lo impute y se determine seguramente la prisión preventiva.

Fuente: La Capital - Rosario

Compartír

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn